jueves, 29 de abril de 2010

SECONDREEF SUP SCHOOL


La casualidad que el otro dia hablando con el amigo Eduardo me comenta que habia abierto una escuela de paddlesurf hace unos dias y nada aqui les dejo un enlace, habra que probarlo, parece muy divertido



http://eduardodiaz73.blogspot.com/

martes, 27 de abril de 2010

LUCHA DEL PALO CANARIO

El enfrentamiento con palos era una práctica común entre los aborígenes canarios, y su origen habría que situarlo en la actividad bélica,
aunque también hay referencias que nos indican el carácter lúdico que tenía para los primeros pobladores, antes de la llegada de los conquistadores.


El garrote es un palo realizado en madera, que puede tener diversos tamaños y grosores,y que era una herramienta utilizada por el pastor aborigen, de manera cotidiana,
no sólo para el manejo del ganado, principal actividad económica de la época,
sino para defenderse de agresiones entre diferentes clanes o grupos que rivalizaban por los pastos y otros asuntos.

video

La orografía insular obligaba al pastor aborigen al uso del garrote, puesto que lo necesitaba para agilizar sus desplazamientos, en busca de pasto para el ganado.

El pastor canario se desplazaba sólo, con su ganado por diversos parajes insulares, donde a diferencia que en la actualidad no existía poblamiento,
ni vías de comunicación por lo que en muchas ocasiones la seguridad podía verse comprometida por la peligrosidad del terreno,
a su vez el pastor tenía que hacer incursiones con su ganado en territorios desconocidos en busca de nuevos pastos por lo que podía darse el caso
de que existiesen otros grupos utilizando la zona, dando lugar a enfrentamientos.

Al pastor, debido a su aislamiento y a su espíritu sacrificado, le conferían un carácter recio y fuerte,
desarrollando una resistencia física y psíquica que no poseían los habitantes localizados en asentamientos.



Los choques entre pastores se definen a través de la Lucha del Garrote siendo el más fuerte y hábil el ganador;
de esta manera podemos hablar de un pastor - guerrero, es decir, una persona que cuida de su ganado y
a la vez posee la capacidad para dar una respuesta inmediata ante una agresión o invasión de su territorio.

Después de la Conquista, el pastor aborigen mantiene su actividad ganadera conservando su principal herramienta,
a la cual se le introduce un cambio fundamental: el puyón o regatón de hierro en uno de sus extremos con el fin de ser utilizado como punto de apoyo.

El pastor, dado su aislamiento, tenía un carácter reservado, siendo los contactos con los colonos muy puntuales,
pero se establece una relación simbiótica ya que el pastor necesita algunos objetos o alimentos y
los colonos saben que el pastor es el mejor conocedor de las veredas y pastos para el ganado, además de ser un buen proveedor de carne, queso, leche y cueros.

El aislamiento del pastor hace pervivir el uso del palo y del garrote, a diferencia de otras costumbres que se perdieron hasta su reciente recuperación.

Características
La técnica de la lucha del garrote depende de dos factores:

Por un lado, depende del tipo de palo que se utilice, puesto que el tamaño y el tipo de madera con el que se elabore la pieza, son factores a tener en cuenta.
Y por otro lado, tenemos la técnica, la cual se adquiere dependiendo de la escuela donde el luchador se haya formado.

El juego consiste en dar sin ser alcanzado, para ello, hay que valerse de las dos manos, ayudándose de partes del cuerpo, de enganches, etc.
El jugador o luchador ha de contar con una gran rapidez con los pies, habilidad con los brazos y muchos reflejos.

Los palos pueden recibir una gran variedad de nombres dependiendo de la Isla o del lugar: Palo, Garrote, Lata, Asta, Astia, Vara, Lanza, Regatón, Vera, etc.

En cuanto a la clasificación de los palos se ha llegado a la siguiente diferenciación:

Palo largo o grande: es el mayor de todos, lo utilizan preferentemente los pastores,
pudiendo tener varias medidas, aunque para jugar se utiliza uno del tamaño del pastor.
En cuanto al grosor, generalmente suelen ser de un diámetro homogéneo que se ajuste a las manos.
Este tipo de palo, al ser más grande y grueso, da unos golpes más contundentes. Se suele agarrar por el centro y se utilizan los extremos para golpear.

Palo medio: de este tipo existe una gran variedad de medidas, aunque generalmente,
se extiende desde el suelo hasta el corazón. En cuanto al grosor suelen ser más gruesos en un extremo que en otro.
Este palo puede ser agarrado por cualquiera de sus extremos, aunque generalmente se coge por la parte más gruesa.
Este palo suele ser utilizado, normalmente, en la técnica denominada " recogida", la cual se basa principalmente en las técnica defensivas.

Palo corto o Macana: es una herramienta muy eficaz y peligrosa, si se sabe utilizar puede causar gran daño al oponente.
Para su uso se requiere tener una gran habilidad con las manos y los brazos.

También se requiere una gran rapidez con los pies. En ocasiones se daba el caso de que el luchador había sido o era a su vez bailador.

Los materiales con los que se confeccionaban estos instrumentos solían ser las maderas obtenidas de árboles frutales y endémicos, propios de Canarias.
En las Islas Orientales, Lanzarote y Fuerteventura, la madera tuvo que ser importada de otros lugares debido a la carencia de buenas maderas para la fabricación
de garrotes de calidad. La elección y corte de la madera, es parte de un ritual ancestral, que depende de las fases de la luna; se endereza con fuego.




Los tipos de árboles más utilizados para este fin son:
Frutales: Membrillero (Cydonia Oblonga), Almendrero (Prunus Amygdalus), Ciruelo (Prunus domesticus).
Árboles Endémicos: Palmera (Phoenix canariensis), Barbusano (Apollonias barbujana), Palo Blanco (Picconia excelsa), Acebuche (Olea europaea),




martes, 20 de abril de 2010

SE VENDE

Las dos son 6.0 la primera en 300 y la segunda en 400
Estan casi a estrenar. Para mas informacion ponerse en contacto con:

Jose Miguel (uancanario@gmail.com)







miércoles, 14 de abril de 2010

SALTO DEL PASTOR CANARIO

ORÍGENES
Parece ser que la técnica del Salto del Pastor viene de los aborígenes canarios,conocidos popularmente como guanches (aunque este nombre era sólo de los de Tenerife,
porque en las distintas islas eran auaritas, bimbaches, etc.).
Se han encontrado en yacimientos arqueológicos varas largas pulimentadas y con un cuerno enderezado al fuego y engastado como punta,
que se supone que eran para desplazarse con esta técnica.
Además, los primeros cronistas de la conquista hablan con asombro de la facilidad de desplazamiento de los aborígenes a través de difíciles riscos y barrancos
ayudándose de largas varas.


¿Cómo surgió esta técnica peculiar y por qué?

Lo lógico es suponer que, cuando dos mil años antes de Cristo,ciertas tribus bereberes de las montañas del Atlas norteafricano llegaron a Canarias,
tuvieron que adaptar su tradicional ocupación, la ganadería de cabras, al nuevo territorio.
El terreno volcánico en general, y el canario en particular, es poco sólido, quebradizo,
difícil de caminar cuando el desnivel es fuerte porque las técnicas de trepa, usando manos y pies,
no se adaptan bien. Por tanto, con rebaños de cabras que son muy propensas a meterse en los riscos y acantilados más difíciles, la vida del pastor recién llegado era complicada. Por tanto, tuvo que adaptarse.
Todos los pastores del mundo han usado tradicionalmente diferentes tipos de bastones para ayudarse en sus caminatas por el monte (lo cual hemos adoptado los senderistas), y es de suponer que el salto del pastor surgió introduciendo progresivamente cambios en estos bastones.
Y estos cambios, tremendamente sencillos y a la vez geniales, fueron los siguientes:

Primero, el bastón fue pulido para lograr que las manos se deslizaran a través de él.
Ya el palo no se agarraba en un punto que servía de empuñadura,
sino que la mano se deslizaba arriba y abajo del palo durante el desplazamiento del cuerpo al andar, manteniendo los brazos y manos siempre en la misma posición corporal,
pudiendo así hacer más presión y logrando mantener el centro de gravedad corporal más bajo
(lo cual incrementa la estabilidad).

Segundo, el palo adoptaba un grosor de menos a más, de arriba hacia abajo, lo cual facilitaba la frenada al deslizar la mano.

Tercera, el centro de gravedad del cuerpo pasa de apoyarse sobre las piernas del caminante, a sustentarse sobre el palo.

Es decir, ya el pastor no camina sobre sus pies y se ayuda de un palo, sino que camina con el palo y se ayuda de los pies. Este cambio fue fundamental, pues supone descansar muchísimo el esfuerzo de las piernas, especialmente en los descensos muy pronunciados. Para lograr este cambio de posición del centro de gravedad corporal fue necesario adoptar una postura más “echada palánte”, sobre la vara, y sujetarla con ambas manos, con las palmas hacia arriba y bien pegada al cuerpo, con el fin de optimizar el rendimiento de esta técnica e impedir caídas peligrosas.

Por tanto, y en perfecta lógica, es de suponer que lo primero que lograron crear los antiguos pastores canarios fue la llamada actualmente “lanza o astia corta“.
Es decir, la vara pulimentada que fluctúa desde la estatura del que la usa hasta los dos metros y pico de larga. Se usa para caminar a través de senderos de fuerte desnivel, o peligrosos por tener terreno resbaladizo o por ser muy estrechos. También puede utilizarse a campo través, sin llegar a dificultades extremas. Es decir, el instrumento ideal para el senderista
.


Posteriormente se supone que, ante la necesidad de desplazarse también por terrenos mucho más peligrosos y a campo través, usando la misma técnica, se alargó progresivamente la longitud de esta herramienta, pasándose a la lanza o astia media (2,50 / 3,50 metros) para laderas y barrancos de fuerte desnivel. Con ella se lograba no solo caminar, sino también “saltar”,apoyando su punta en un lugar seguro, brincando al aire y deslizándose por ella. Se ganaba en rapidez y se accedía a lugares más difíciles con menos esfuerzo y peligro.

Por último, ya para las paredes de mucha verticalidad, se incrementó todavía más la longitud de la lanza (3,50 / 4 metros) adoptándose la técnica de “regatón muerto”:
salto al vacío para pasar de un pequeño saliente a otro, frenando la caída mediante el ya mencionado deslizamiento a través del palo.








lunes, 5 de abril de 2010

Yo recordaba la Semana Santa como un semana de buenas olas, sobre todo en el sur, aunque la verdad es que ya el año pasado si mal no recuerdo tampoco cuadró, en fin, acaba casi como empezó, noreste a saco y es que parece que lo bueno ya pasó y los alisioschopis parecen haber llegado, cuestion de hacerse a la idea una año más y esperemos que antes de que el verano llegue nos cuadre alguna marea.
Algunas olas de esta semana